2015

1180 es el número de la casa de mis viejos. Mi hogar todos los domingos. Pronto esta casa será demolida, convertida en escombros junto a dos casas contínuas, para dar espacio a un edificio de 19 pisos.
El domingo 6 de abril registré el último domingo habitado.
El patio con los frutales es lo más difícil de abandonar.